IMG_9166%5B1656%5D_edited.jpg
Buscar

Bach y sus remedios florales, flores que sanan.

Actualizado: mar 28




El Dr. Edward Bach (que poseía numerosos títulos académicos) fue un especialista en patología, bacteriología y homeopatía. Nació en 1886 en Moseley, en las afueras de Birmingham, aunque los orígenes de la familia se encuentren probablemente en Gales. Empezó sus estudios de medicina en 1906 en la Birmingham University, para trasladarse más tarde al University College de Londres, donde completó sus estudios en 1912.


Se libró de luchar en la Primera Guerra Mundial por su falta de salud, pese a lo cual se encargó de muchos trabajos durante la guerra, como ayudar a los heridos. Esta responsabilidad, a parte de sus investigaciones, le llevaron a sufrir un colapso por una severa haemmorhage en 1917. Los cirujanos que le operaron dijeron que sólo le quedaban tres meses de vida, de modo que volvió a su trabajo en cuanto pudo con el ánimo que le proporcionaba la idea de hacer al menos una última contribución a la medicina antes de morir. Pero con el paso de los meses se iba sintiendo cada vez más fuerte y llegó a la conclusión de que se debía a que su trabajo le hacía feliz y le inspiraba.

Para Bach, la creencia de que el estado mental podía tener un efecto directo y muy poderoso sobre la salud física, se confirmó con la experiencia. Cuando descubrió los escritos de Hahnemann sobre homeopatía pensó que al fin estaba bien encaminado hacia el tipo de tratamiento natural que buscaba.

Se cuenta con 38 remedios en el sistema floral de Bach, todos descubiertos entre las décadas de los años veinte y treinta por el Dr. Edward Bach, un conocido bacteriólogo, médico y patólogo.

Cada una de las flores de Bach se asocia con un estado anímico básico. Se usa Mimulos, por ejemplo, cuando nos encontramos angustiados o sentimos miedo por algo específico. Tomar la flor nos ayuda a superar nuestro miedo y a enfrentarlo con valentía.

Actualmente la mayoría de las flores se venden en forma líquida y la idea es que las mezcle de acuerdo a su situación anímica actual. El Dr. Bach diseñó su sistema para hacerlo sencillo. Puede parecer desalentador al principio, pero cualquiera puede aprender a usarlo.

La curación a nivel emocional tiene repercusiones en otros planos. Una vida afectiva sana y una personalidad equilibrada permitirán que su cuerpo encuentre su propio estado natural de salud.

También hay que aprender un poco sobre la filosofía de la sencillez que es la base del sistema y del trabajo del Centro Bach.

Aquí hay una guía de referencia rápida para cada uno de los 38 remedios descubiertos por el Dr. Bach. Cada esencia ayuda a equilibrar una característica o estado emocional negativo en particular. Para seleccionar flores sólo necesita pensar en qué tipo de persona es y cómo se siente.

Hago especial enfasis en que esta lista solo es una referencia a muy groso modo.


Agrimony– tortura mental detrás de una cara alegre

Aspen – para el miedo o la ansiedad de origen desconocido

Beech – intolerancia

Centaury – personas serviciales que no saben decir ‘no’

Cerato – personas que buscan siempre la opinión de los demás

Cherry Plum – miedo a perder el control, histeria

Chestnut Bud – incapacidad de aprender de los errores

Chicory– amor egoísta y posesivo

Clematis – soñando con el futuro sin prestar atención al presente

Crap Apple – la flor limpiadora; odia su apariencia

Elm – abrumado por la responsabilidad

Gentian – desánimo y abatimiento tras un contratiempo

Gorse– desesperanza y derrotismo

Heather– egocentrismo y preocupación por si mismo

Holly– odio, envidia y celos

Honeysuckle – vivir en el pasado

Hornbeam – cansancio ante el pensamiento de hacer algo

Impatients – impaciencia

Larch – falta de confianza

Mimulos – miedo de cosas conocidas

Mustard – profunda tristeza sin razón

Oak – personas incansables que superan el punto de agotamiento

Olive – agotamiento tras un esfuerzo físico o mental

Pine – culpa

Red Chestnut– excesiva preocupación por los seres queridos

Rock Rose – terror y miedo extremo

Rock Water – abnegación, rigidez y auto-represión

Scleranthus – incapacidad de elegir entre alternativas

Star of Bethlehem – shock, conmoción

Sweet Chestnut – angustia mental extrema cuando todo se ha intentado y no hay esperanza

Vervain – exceso de entusiasmo

Vine – dominante e inflexible

Waltnut – protección al cambio e influencias no deseadas

Water Violet – personas reservadas y dignas que se sienten aisladas

White Chestnut – pensamientos no deseados y argumentos mentales

Wild Oat – incertidumbre sobre la propia dirección en la vida

Wild Rose – deriva, resignación y apatía

Willow – autocompasión y resentimiento

El sistema original también incluye una fórmula de crisis para emergencias. Muchos fabricantes ofrecen otras combinaciones de flores pre-mezcladas, pero a veces tienden a ser ineficaces porque no se han elegido de forma personalizada, y para esto es muy importante profundizar en su estudio, tanto de las flores como del consultante.

Para obtener ayuda al seleccionar las flores puede contactar localmente con un Bach Practitioner, también puedes escribirme para asesorías y acompañamiento con los remedios florales.

Espero que esta breve información te haya resultado útil y sea una herramienta más para complementar tu bienestar emocional.


#ComplementHealth #FloresQueSanan #PrevencionComoEstiloDeVida

Fuente y creditos: Bach Center

99 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo